OSHO: EGO, EL FALSO CENTRO

Extraido de la obra “Más allá de las fronteras de la mente” (Beyond the Frontier Of The Mind) de Osho

Lo primero que debemos entender es, ¿qué es el ego?

Cuando un niño nace, nace sin ningún conocimiento previo, sin ninguna información, sin ninguna conciencia de si mismo. Cuando el niño nace de lo primero que tiene conciencia no es de si mismo. De de lo primero que se da cuenta es del otro. Esto lo hace de forma natural automática, porque todo lo que percive lo perceive con los ojos abiertos, hacia el exterior. Sus manos tocan a otros, sus oídos escuchan a los demás, la lengua saborea el alimento que se le brinda desde el exterior y la nariz huele el exterior. Todos sus sentidos se abren hacia el exterior.

Nacer significa llegar a este mundo, el mundo de afuera. Así que cuando un niño, nace lo primero que hace al abrir los ojos es ver a los demás. « A los otros». De lo que se percata es de la madre en primer lugar. Luego, poco a poco, va tomando conciencia de su propio cuerpo que también es el otro y que también pertenece al mundo de afuera. Tiene hambre y se da cuenta de que posee un cuerpo, y cuando su necesidad esta satisfecha, se olvida del cuerpo.

Asi es como el niño crece: En primer lugar tiene conciencia de que existes tu, -el otro- y luego poco a poco, aprende la diferencia entre ti, (los demas) y despues toma conciencia de sí mismo.

Esta toma de conciencia es una conciencia refleja, él no sabe quién es realmente. Él solo es consciente de la madre y lo que élla piensa de él. Si élla le sonríe, si le muesta aprecio, si élla dice “eres hermoso”, si lo abraza y lo besa, el niño se sientirá bien consigo mismo. Es asi como un ego ha nacido.

A través del aprecio, del amor, y el cuidado, él siente que es bueno, siente que es valioso, y siente que tiene un significado. Y asi un centro ha nacido.

Pero este centro es un centro reflejado. No es el ser real. Él no sabe quién es, simplemente percive lo que otros piensan de él. Y este es el ego: la reflexión, de lo que otros piensan de él. Si nadie piensa que él es de alguna utilidad, si nadie lo aprecia, si nadie le sonríe, entonces también nace un ego: un ego enfermo, triste, rechazado, como una herida, sintiéndose inferior y sin valor. Esto también es el ego. Esto también es un reflejo de los demas.

Primero la madre – y la madre significa el mundo en el principio. Entonces otros se unen a la madre, y asi su mundo sigue creciendo. Y cuanto más el mundo crece, el ego se vuelve mas complejo, porque las opiniones de muchos otros se van sumando y tambien se van reflejando.

El ego es un fenómeno acumulado, un producto de la convivencia entre muchos. Si un niño viviera totalmente aislado nunca llegaría a crear un ego. Pero eso no ayudaría mucho pues; el niño crecería como un animal. Esto tampoco significa que va a llegar a conocer su verdadero yo, no.

Lo real puede ser conocido sólo a través de lo falso, por lo que el ego es una necesidad. Uno tiene que pasar a través de él. En otras palabras, se trata de una disciplina. Lo verdadero sólo puede ser conocido a través de la ilusión. No se puede saber la verdad directamente. Primero se tiene que saber lo que no es real, entonces se tiene que encontrar la verdad. Sólo a través de ese encuentro se es capaz de conocer la verdad. Si se conoce lo falso como tal, sólo entonces la verdad amanecerá sobre quien la busca.

El ego es una necesidad, una necesidad social, como un subproducto de la sociedad. La sociedad sinifica todo lo que está a nuestro alrededor -No somos nosotros- sino lo que se encuentra a nuestro alrededor . Todos menos uno es la sociedad. Y todos creando reflejos. Cuando se va a la escuela, el maestro reflejará quiénes somos. Cuando se inicia una Amistad en la escuela, otros niños van a reflejar quiénes somos. Poco a poco, todo el mundo va añadiendo mas reflejos al ego; y todo el mundo tambien va modificandolo de tal manera que no se pueda conviertir en un problema para la sociedad (para los otros).. Los otros no se preocupan por ti. Los otros sólo se preocupan por la sociedad. La sociedad se preocupa de sí misma, y así es como debe ser. Ellos no están preocupados de que uno sea un ser auto-conciente. Lo único que preocupa es que uno se convierta en una parte eficaz en el mecanismo de la sociedad; uno debe de encajar en el patron establecido. Así que de lo que se trata es de darle un ego que encaje en la sociedad. Se enseña acerca de la moralidad. Moralidad significa que te dan un ego el cual se ajuste a la sociedad. Si se eres inmoral, siempre serás un inadaptado en algún lugar u otro. Es por eso que se ponen a los delincuentes en prisión – no porque lo que han hecho este mal, ni que al ponerlos en la cárcel vayamos a mejorarlos, no. Es simplemente porque no encajan. Son unos alborotadores. Ellos tienen ciertos egos que la sociedad no aprueba. Si la sociedad lo aprueba, entonces todo esta bien.

Si un hombre mata a alguien, él es un asesino. Y si el mismo hombre en tiempos de guerra mata a miles, entonces se convierte en un gran héroe. La sociedad no está preocupado por un asesinato – si el asesinato está perpretado por el bien de la sociedad – entonces está bien. La sociedad no se preocupa por la moral. La moral sólo significa que se debe encajar con la sociedad. Si la sociedad está en guerra, entonces la moralidad cambia. Si la sociedad está en paz, entonces la moral se mide en forma diferente.

La moralidad es una política social. Es diplomacia. Y cada niño debe ser criado en tal forma que encaje en la sociedad. Eso es todo. Ya que la sociedad está interesada en que sus miembros sean eficientes. A la sociedad no le interesa que sus miembros alcancen su auto-conocimiento.

La sociedad fomenta el ego, porque el ego puede ser controlado y manipulado. El Yo no puede ser controlado ni manipulado. Nadie ha oído hablar de una sociedad que pueda controlar el Yo, simplemente no es posible.

Y el niño necesita un centro, él esta completamente inconsciente de su propio centro. La sociedad le da ese centro y el niño a poco está convencido de que éste es su centro, el ego que la sociedad le da.

Un niño regresa a casa – Si ha obtenido el primer lugar en su clase todos se sienten felices. Toda la familia lo abraza y lo besa. Se le festeja con toda muestra de júbilo y palabras de alabanza, haciendole sentir que es un ser muy especial. Se le hace saber lo orgullosos que estan todos de él. De esta forma al niño se le está formando el ego, un ego muy sutil. Pero, si por el contrario el niño regresa a casa abatido a causa del poco éxito obtenido, sintiendose un fracaso – que no ha podido pasar, o que sólo ha logrado un segundo lugar – entonces nadie lo aprecia ni lo premia; y el niño se siente rechazado. Él tratará más la próxima vez ya que su centro se ha sentido sacudido.

El ego está siempre agitado, siempre en busca del alimento que lo haga sentir apreciado, que lo haga sentir que vale algo. Es por eso que siempre esta pidiendo mas y de forma continua la atención de alguien.

La gente siempre obtiene la idea de quien es de los demas. Es a partir de otros que se tiene la idea de lo que es uno; los otros le dan forma a nuestro centro. Este es el centro falso, porque en realidad cada quien tiene su centro real. El centro verdadero no es asunto de nadie, ni nadie le da forma. Se viene con él, se nace con él.

Así que hay dos centros. Uno que viene dado por la existencia misma. Ese es el YO MISMO. Y el otro que es creado por la sociedad, ese es el ego. Este es algo ficticio – y es una gran ilusión. Es a través del ego que la sociedad le controla. Asi que hay que comportarse de determinada manera, para que la sociedad le pueda apreciar. Se debe de caminar de determinada forma, hay que reírse de cierta manera, hay que seguir ciertas costumbres, una moral, un código. Sólo entonces la sociedad te tomará en cuenta; de lo contrario el ego sufrirá una fuerte sacudida. Y cuando se agita el ego, no sabes dónde estás, ni quién eres.

La idea de lo que somos nosotros mismos o del el ego es implantada por los otros. Hay que comprenderlo muy bien, lo más profundamente posible; porque éste tiene que ser eliminado. Y a menos que el ego sea lazado fuera de nosotros, nunca se será capaz de alcanzar el autoconocimiento. Debido a la adicción tan fuerte al falso centro, no sera fácil de elimarlo, y por lo tanto no será posible percibir el YO INTERNO.

Y recuerda, va a haber un periodo de transición, un intérvalo, cuando el ego se marche , en que no sabe quién se es, y no sabe a dónde ir, cuando todas las fronteras conocidas desaparecen. Simplemente se va a estar confundido, en un caos.

El caos experimentado es debido a que se teme perder el ego y miedo de perder el control. Pero así tiene que ser. Uno tiene que pasar por el caos antes de que se llegue hasta el centro real. Y si se esta determinado, el período de caos será relativamente pequeño. Si se tiene miedo, el ego toma el control, y se inicia de nuevo la organización del falso centro entonces puede ser muy, muy largo, muchas vidas se puedrían desperdiciar.

Una historia que escuché dice que: Un niño pequeño estaba de visita con sus abuelos. El pequeño tenía apenas cuatro años de edad. En la noche, cuando la abuela le acostó para dormir, el niño de repente se puso a llorar muy fuerte y dijo: “Quiero irme a mi casa. Tengo miedo de la oscuridad.” Pero la abuela le dijo: “Yo sé perfectamete que en tu casa también se duerme en la oscuridad, y nunca hay una luz para dormir. Entonces, ¿porqué tienes miedo aquí.?” El chico respondio “Sí, es cierto -. Pero esa es mi oscuridad”

Con el ego pasa lo mismo, estoy a obscuras pero, esta es mi oscuridad. Puede ser molesta, tal vez crear muchas miserias, pero siguen siendo mías. Es algo que mantener, algo a qué aferrarse, algo donde poner los pies, y no sentirse en el vacío. Se puede sentir miserable, pero al menos se es ALGO. Incluso el sentimiento de ser miserable da una sensación de «de ser alguien». Alejarse de esto da miedo, se empieza a sentir miedo a la oscuridad y al caos y a lo desconocido – porque la sociedad ha logrado despojar una pequeña parte del ser.

Es como estar en un bosque. Se crea un pequeño claro, se rodea de una pequeña cerca, se construye una pequeña choza, se cultiva un pequeño jardín, y todo está bien. Más allá de la cerca – el bosque, la naturaleza todo es desconocido. Aquí todo está bien todo está planeado.

La sociedad ha hecho un pequeño claro en la conciencia. Se ha limpiado sólo una pequeña parte del todo, la ha cercado. Todo está bien de esta forma. Eso es lo que las universidades están haciendo. Toda la cultura y el condicionamiento es sólo para aclarar una pequeña, parte para que se pueda sentir cómodo, como en casa. Y si no es asi entonces se siente miedo. ¡Más allá de la valla existe el peligro!

Dentro de la cerca se encuentra sólo una parte, una décima parte de todo el ser. Nueve décimas están esperando en la oscuridad. Más allá de la cerca se encuentra la mente consciente,Y de hecho las nueve décimas partes, estan ocultas en algún lugar de su centro real. Por eso uno tiene que ser audaz y valiente. Uno tiene que dar un paso hacia lo desconocido. Durante un tiempo, se perderán todas las fronteras. Durante un tiempo se sentirá mareado.

Durante un tiempo, se se sentirá mucho miedo y se sentirá una sacudida como si un terremoto hubiera pasado. Pero si se es audaz si se es valiente y no se retrocede, si no se cae de nuevo en el ego, poco a poco se va ha encontrar con un centro escondido, dentro de sí que ha estado esperando ha ser encontrado durante muchas vidas. Ese es su alma, el Yo.

Una vez que te acercas a ella, todo cambia, todo se siente diferente. Ahora todo se convierte en un cosmos, no un caos, surge un nuevo orden. Pero esto ya no es el orden de la sociedad – es el orden mismo de la existencia misma.

Es lo que Buda llama Dhamma, Lao Tzu llama Tao, Heráclito llama Logos. No es hechura del hombre. Esto es el orden REAL de la existencia. Entonces todo es repentinamente bello, y por primera vez, realmente hermoso. Porque las cosas hechas por el hombre no pueden ser tan hemosas. A lo sumo sólo se puede ocultar la fealdad lo burdo, pero eso es todo. Se podrán decorar, pero nunca podrán ser asi de hermosas.

La diferencia es como la diferencia entre una flor de verdad y una flor artificial de plastico o de papel. El ego es como una flor de plástico – sin vida. Sólo tiene la apariencia de una flor. Realmente no se puede llamar una flor. Incluso lingüísticamente llamarlo una flor es incorrecto, porque una flor es algo que tiene vida. Y este objeto de plástico es sólo eso, una cosa no una floración. Está muerta. No hay vida en ella.

Hay un centro de flores en el interior. Es por eso que los hindúes le llaman un loto – es un florecimiento continuo. Lo llaman el loto del uno-mil-pétalos . Un millar tiene el significado de lo infinito. Siempre en floración, que nunca se detiene, que nunca muere.

Pero la gente está satisfecha con un ego de plastico con un centro falso. Hay algunas razones por las cuales la gente se siente satisfecha en este estado. Con una cosa muerta, hay algunas comodidades tambien. Una es que una cosa muerta nunca muere. No puede – ya que nunca ha estado viva. Así que es bueno tener flores de plastico: son permanentes, no son eternas, pero son permanentes.

La verdadera flor en el jardín es eterna, pero no permanente. Y lo eterno tiene su propia forma de ser eterno. En la forma de lo eterno se va a nacer una y otra vez y luego morir. A través de la muerte se refresca a si misma, se rejuvenece a sí misma. A nosotros nos parece que la flor ha muerto -pero nunca muere. Simplemente cambia de cuerpo, por lo que siempre será fresca. Deja el viejo cuerpo, y entra en un nuevo. Florece en otro lugar, siempre en floración continua. Pero no podemos ver la continuidad porque la continuidad es invisible. Vemos sólo una flor, y otra flor; nunca vemos la continuidad. Es la misma flor que floreció ayer. Es el mismo sol, pero con un atuendo diferente.

El ego tiene esta cualidad – está muerto. Es una cosa de plástico. Y es muy fácil de conseguir, porque los demás lo proporcionan. No se tiene que buscar nada, no hay búsqueda involucrada. Asi que a menos que uno se convierta en un buscador de lo desconocido, no se puede se puede considerar un individuo. Sólo se es una parte de la multitud. Uno mas entre toda la turba. Cuando no se tiene un centro real, ¿cómo se puede ser un individuo?

El ego no puede ser individual. El ego es un fenómeno social – es la sociedad, no el SER real. Pero da una función en la sociedad, se tiene una jerarquía en la sociedad. Y si se está satisfecho con esto, se perderá toda l oportunidad de encontrar el YO.

Con una vida de plástico, artificial ¿cómo se puede ser feliz? Con una vida mediocre, ¿cómo se puede estar satisfecho? Y es que en esto es que reciden los grandes sufrimientos. Luego entonces el ego es el que crea las miserias, millones de ellas. A veces no es posible verlas con claridad porque se esta dentro de la propia oscuridad. El ser se encuentra en sintonía con él. ¿Alguna vez has notado que todo tipo de sufrimientos entran a través del ego? No se puede ser feliz, el ego sólo puede acarrear miseria y sufrimiento. El ego es el infierno en esta vida.

Con una vida de plástico, artificial ¿cómo se puede ser feliz? Con una vida mediocre, ¿cómo se puede estar satisfecho? Y es que en esto es que reciden los grandes sufrimientos. Luego entonces el ego es el que crea las miserias, millones de ellas. A veces no es posible verlas con claridad porque se esta dentro de la propia oscuridad. El ser se encuentra en sintonía con él. ¿Alguna vez has notado que todo tipo de sufrimientos entran a través del ego? No se puede ser feliz, el ego sólo puede acarrear miseria y sufrimiento. El ego es el infierno en esta vida.

Siempre que haya un motivo de infelicidad, trata de observar y analizar la situación, y encontrarás, que en algúna parte del ego está la causa del mismo; porque el ego siempre esta en busca del sufrimiento.

Tu eres un ser egoísta, asi como todo el mundo lo es. Algunos son muy burdos en su forma de desmostrarlo, y no son tan difíciles de entender. Pero algunos egos son mas sutiles, y se esconde muy en el fondo; éllos son los que sufren los mayores problemas.

El ego continuamente esta en conflicto con los demás, porque los demas egos se sienten tan inseguros de sí mismos al igual que el de todo el mundo. Y se podría decir que es, “normal” porque el ego es una cosa irreal. Cuando se piensa que se tiene algo en la mano y seguro, y de pronto se da cuenta que no se tiene nada de nada; es que empieza el conflicto. Si alguien dice, “No hay nada” inmediatamente la batalla consigo mismo comienza, porque ciertamente se siente que no hay nada. Los demas te hacen sentir el hecho de que el ego es nada, de que es falso. Y eso se puede sentir.

¿Cómo se puede ignorar que esto del ego es falso? ¡Es imposible! Un ser que esta conciente jamas podría ignorar la falsedad del ego. Asi que si alguien viene y te dice que no hay nada – y siempre que te dicen que no hay nada, sientes como si te dieran un golpe en una herida, -aunque te dicen la verdad – y nada golpea mas fuerte que la verdad.

Y te tienes que defender, porque si no te defiendes, si no te pones a la defensiva, entonces ¿en dónde estarías? Estarías perdido con la identidad completamente rota. Así que hay que defenderse y luchar – Esto es un gran choque para la identidad.

Un hombre que llega al autoconocimiento nunca estará en ningún confllicto. Otros podran venir y entrar en conflicto con él, pero él nunca estará en conflicto con nadie.

Sucedió que un maestro Zen estaba cruzando por una calle, cuando un hombre llegó corriendo y lo golpeó muy fuerte. El maestro cayó al suelo. En seguida se levantó y continuo caminando de nuevo en la misma dirección en la que iba antes, sin siquiera mirar hacia atrás.

Un discípulo que estaba con el maestro, quedo conmocionado al ver lo sucedido. Él dicípulo dijo: “¿Quién es ese hombre? ¿Porqué has haces esto? Si uno vive de esta manera, entonces cualquiera puede venir y matarte. Y ni siquiera volteas a ver a esa persona para saber quíen es, y por qué lo hizo.”

El maestro dijo: “Ese es su problema, no el mío.”

Puedes entrar en conflicto con un hombre iluminado, pero ese es tu problema, no el de él. Y si te lesionas en ese enfrentamiento, también es tu problema. Él no te puede dañar, es como chocar contra una pared – te lastimarás, pero la pared no te ha hecho ningún daño.

El ego siempre está buscando problemas. ¿Por qué? Porque si nadie le presta atención entoces se siente hambriento. Porque vive de la atención de los demas.

Así que incluso si alguien está peleando y enojado contigo, eso también esta bien porque al menos te esta prestando atención. Si alguien te quiere, está muy bien. Si alguien no te quiere, de todas formas esta bien; porque por lo menos llamaras su atención. Pero si nadie te presta atención, entonces si sientes que no eres alguien importante, que eres algo insignificante. Entonces se trata de alimentar al ego. Se requiere de la atención de los otros.

Hay millones de formas de atraer la atención de los demás, si te vistes de cierta manera, intentas lucir bella, te comportas bien, te vuelves muy educado, se cambia. De acuerdo al tipo de situación en que se esté, se cambia inmediatamente para que la gente te preste atención. Esto en el fondo es una mendicidad muy grande. Un verdadero mendigo es el que pide y exige atención. Y un verdadero emperador es áquel que vive en sí mismo, que cuenta con un centro propio, y no necesita de nadie más.

Buda sentado bajo el árbol de la iluminación … si todo el mundo desapareciera de repente, ¿haría alguna diferencia a Buda? Ninguna. No haría ninguna diferencia en absoluto. Si todo el mundo desaparecíera, no va a hacer ninguna diferencia, ya que ha alcanzado el centro de sí mismo.

Pero en cambio, si tu esposa se va, o se divorcia de ti, corres con alguien mas, porque estarás completamente destrozado – porque élla erá la que había estado prestandote atención, brindandote cuidados, amor, moviéndose a tu alrededor, erá la que te ayudaba a sentir que eras alguien. Todo tu imperio se ha perdido, simplemente se ha hecho añicos. Empiezas a pensar en el suicidio. ¿Por qué? ¿Por qué, si tu mujer te deja, piensas en el suicidio? ¿Por qué, si tu marido te deja, piensas en el suicidio? Debido a que no tienes ningún centro por ti mismo/a. La esposa era tu centro. El marido era tu centro.

Así es como la gente existe. Así es como la gente se vuelve dependiente de los demás. Es una verdadera esclavitud. El ego tiene que ser un esclavo. Depende de los demás. Y sólo la persona que no tiene un ego es por primera vez su propio amo, ya no es mas un esclavo. Trata de entender esto.

Empieza a buscar el ego – y no en los demas, ya que ese no es asunto tuyo, sino en ti mismo. Siempre que te sientas miserable, cierra los ojos y trata de averiguar por donde es que la miseria se acerca, y siempre encontrarás que es el falso centro que ha chocado con alguien.

¿Esperabas algo, y no sucedió. ¿Esperabas algo, y sucedio todo lo contrario? – tu ego se agita, se siente amenazado. Sólo mira cuando te sientas desgraciado, y tratar de averiguar por qué.

Las causas no están fuera de ti. La causa básica está dentro de ti – Si miras hacia afuera, siempre te preguntas: ¿Quién me está haciendo miserable? ¿Quién es el causante de mi enojo? ¿Quién es el causante de mi angustia Porqué me tiene que suceder esto a mi? Y si miras fuera de ti, no lo vas a encontrar. Sólo cierra los ojos y mira siempre hacia dentro. La fuente de toda la tristeza, la ira, la angustia, se oculta dentro de ti, en tu ego. Y si encuentras la fuente, entonces será mas fácil superarlo, ir más allá de élla. Si puedes ver que es tu propio ego el causante de tus problemas, entonces seguro que preferirás dejarlo – porque nadie puede cargar con la fuente de la miseria, si entiendes lo que es.

Pero recuerda, no hay necesidad de abandonar al ego. No se puede abandonar. Si tratas de dejarlo, de nuevo te harás con uno nuevo, diferente, y mas sutil que dice: “Me he convertido en alguien humilde.”

No trates de ser humilde. Eso es algo nuevo para el ego, vivir en la clandestinidad – pero aún no está muerto. Por lo tanto no trates de ser humilde. Nadie puede crear la humildad por sí mismo. Cuando el ego no existe más, la humildad viene a ti por sí misma. No es una creación de nadie. Es una sombra del verdadero centro. Y un hombre humilde, no es ni humilde ni egoísta Él es simplemente sencillo. Ni siquiera es consciente de que es humilde. Si alguien piensa que es muy humilde, entonces es que el ego está presente.

Observa a las personas humildes …. Hay millones de personas que piensan que son muy humildes. Se inclinan muy bajo, pero cuidado con ellos – que son los egoístas más sutiles. Ahora la humildad es la fuente de su alimento. Ellos dicen: “Yo soy humilde”, y luego te miran y esperan que puedas apreciarlos.

“Usted es muy humilde”, es lo que les gustaría que les dijeras. “De hecho, usted es la persona más humilde del mundo, nadie es tan humilde como usted.” Entonces se verá una sonrisa que viene a sus rostros.

¿Qué es el ego? El ego es una jerarquía que dice: “No hay nadie como yo.” Puede alimentarse de la humildad – “Nadie es como yo, que soy el hombre más humilde.”

Sucedió una vez:

Que habia un faquir, un mendigo, que estaba orando en una mezquita, sólo, por la mañana muy temprano, cuando todavía estaba oscuro. Era un día religioso, y oraba, diciendo, “Yo no soy nadie. Yo soy el más pobre de los pobres, el mayor pecador de los pecadores.” Pero tambien había una persona más que estaba rezando. Era el emperador de áquel país, y él no sabía de que había alguien más allí orando – pues estaba obscuro, y el emperador también estaba diciendo:

“Yo no soy nadie. Yo no soy nada. Soy cosa vacía, un mendigo a las puertas.” Cuando oyó que alguien mas decía lo mismo, dijo, “¡Alto! ¿Quién está tratando de superarme? ¿Quién eres tu? ¿Cómo te atreves a decir antes que yo, que soy el emperador que no eres nadie, si él está diciendo que no es nadie?”

Así es como el ego actua. Es tan sutil. Sus caminos son tan sutiles y astutos, que hay que estar muy muy alerta, sólo entonces lo podrás ver. No trates de ser humilde. Sólo trata de ver toda la miseria, toda la angustia que viene a través de élla.

¡Sólo hay que observar! No hay necesidad de abandonar nada. No se puede abandonar. ¿Quién podría abandonarlo? Porque entonces el abandono se convertiría en el ego mismo. Siempre vuelve. Hagas lo que hagas, sólo estate atento, sólo mira, sólo observa.

Cualquier cosa que hagas – la humildad,, la sencillez negación – nada va a ayudar. Sólo hay una cosa que se puede hacer, que es parar, mirar y observar que el ego es la fuente de todo el sufrimiento. No lo digas. No lo repitas – sólo OBERVA. Porque si dices que es la fuente de toda la miseria y lo repites, entonces resulta inútil. Tienes que llegar a esa comprensión, de que siempre que estes triste, cierra los ojos y no tratar de encontrar alguna causa externa. Trata de ver de donde viene esa miseria, sólo eso, y nada mas.

Si sientes y entiendes de forma continua, y comprendes en forma clara de que el ego es la causa del sufrimiento, y que tiene unas raices muy profundas, entonces un día y de repente verás que se ha ido. Nadie lo abandona – nadie puede abandonarlo. Sólo ve como simplemente ha desaparecido. Porque sólo por el entendimiento de que del ego vienen todas las miserias, todos los sufrimientos es lo que lo convierte en el liberador. LA COMPRENSIÓN ES LO HACE QUE EL EGO DESAPAREZCA.

Y tú que piensas que eres tan inteligente que puedes ver el ego de los demás; porque cualquiera puede ver el ego de alguien más. Pero sin embargo cuando se trata del propio es cuando el conflicto surge; porque es un territorio en el cual nunca se ha andado.

Todo el sendero hacia lo divino, hacia lo Excelso, tiene que pasar a través del territorio del ego. Lo falso tiene que ser entendido como falso. La fuente de la miseria tiene que ser entendida como la fuente de la miseria – Y cuando se comprende esto, es que solo se va. Cuando se sabe que es un veneno, se va. Cuando se sabe que es el fuego, se aleja. Cuando se sabe que esto es el infierno, desaparece.

Asi que nunca digas: “He desterrado al ego.” Sólo se tiene que reír de todo el asunto, y lo gracioso de este asunto es que tu fuiste el creador de todas tus miserias.

En una ocación estaba viendo unas caricaturas de Charlie Brown. En una de estas caricaturas está jugando con unos bloques para juegos ifantiles; estaba construyendo una casa. Se encontraba sentado en medio de los bloques haciendo las paredes. Entonces, llega un momento en que se encuentra encerrado demtro de las paredes que el mismo habia hecho. Y empieza a gritar: “Socorro. Socorro!” Él lo ha hecho todo. Ahora se encuentra encerrado, encarcelado.

Esto tan sólo es una historia infantil, pero refleja lo mismo que la gente ha hecho también. Ha hecho una casa todo a su alrededor, y ahora está atrapada.

Y la miseria se convierte en un millón rostros. El problema se vuelve múltiple, porque hay ayudantes que están en el mismo barco. Y que les gustaría ayudar, porque cuando se ayuda a alguien el ego se siente muy, muy bien, porque eres muy bueno – porque eres de una gran ayuda, un gran gurú, un maestro, estás ayudando a tanta gente. Cuanto mayor sea el número de tus seguidores, mejor te sientirás.

Pero da la casualidad de tu tambien estás en el mismo barco – no puedes ayudar. Más bien, se hace daño. Las personas que todavía lidian con sus propios problemas no pueden ser de mucha ayuda. Sólo alguien que no tiene problemas puede ayudar. Sólo entonces hay la claridad para ver a través de los demas. Una mente que no tiene tus problemas puede verlos en forma transparente. Una mente que no tiene problemas propios puede ver a través de sí mismo, es por eso que llega a ser capaz de ver a través de otros.

En Occidente, hay muchas escuelas de psicoanálisis, demasiadas escuelas, y la ayuda que estas brindan a la gente no ayuda mucho, más bien, causan daño. Debido a que las personas que están ayudando a otros, o está tratando de ayudar, están en el mismo barco. Es muy difícil ver el propio ego. Es muy fácil ver el ego de los demás. Pero ese no es el punto. El punto es que no se puede ayudar a los demás. Trata de ver tu propio ego. Sólo míralo. No tengas prisa por dejarlo ir, sólo observalo. Cuanto más lo observes más cerca estarás. De repente un día, se verá que se ha ido. Y cuando se vaya por sí mismo, sólo entonces desaparecerá. No hay otra forma. Antes de tiempo no sucederá.

Cae como una hoja muerta. El árbol no está haciendo nada – sólo una brisa, una situación, y la hoja muerta simplemente cae. El árbol no es consciente de que la hoja seca ha desprendido. No hace ruido, no hace ninguna reclamación – nada. La hoja muerta simplemente cae y se rompe en el suelo, así de simple.

Cuando la conciencia esté madura a través de la comprensión, y se haya sentido totalmente que el ego es la causa de todo tu sufrimiento, un día verás la caída de la hoja muerta. Se asienta en la tierra, muere por su propia voluntad. Tu no has hecho nada por lo que no te puede reclamar nada al caer. Verás que ha desaparecido, y entonces surgirá el verdadero centro.

Y que el verdadero Centro es el Alma, el Yo, Dios, La Verdad, o como lo quieras llamar. Esto no tiene nombre, por lo que todos los nombres son buenos. Puedes darle el nombre que mas te plazca.

0 0 votes
Avaliação
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentários
Inline Feedbacks
Veja todos os comentários

Posts Relacionados

Comece a digitar sua pesquisa acima e pressione Enter para pesquisar. Pressione ESC para cancelar.