CIVILIZACIONES DESAPARECIDAS

Traducción de Teresa – teresa_0001@hotmail.com

Autopistas y canales conectaban ciudades y villas. Las comunidades estaban distribuidas en torno a plazas. En las cercanías, pequeños asentamientos se concentraban en la agricultura y la pesca. El emplazamiento: las selvas de Brasil. El tiempo: siglos antes de que los europeos llegasen a las Américas.

Los científicos han dicho haber encontrado evidencias de la existencia de comunidades urbanas tan complejas cuanto las de la Europa Medieval o las de la Grecia Antigua en la región del Alto Xingú, en la Amazonía. En un artículo publicado en la revista científica Nature, investigadores de la Universidad de Florida afirman haber encontrado signos de la existencia de poblados y ciudades rodeadas de murallas, conectadas por redes de carreteras y organizadas en torno a grandes plazas centrales.

Hay además señales de actividades agropecuarias extensivas, incluso posibles vestigios de criaderos de peces. Esas aglomeraciones urbanas datan de antes de la llegada de los europeos, en 1492, y están casi completamente cubiertas por el bosque tropical, pero han sido identificadas por miembros de la tribu Kuikuro, que habita la región. Estos indios, según los científicos, son descendientes directos de los pueblos que habitaron esas ciudades.

Los investigadores afirmaron que un aspecto importante de ese descubrimiento es la constatación de que una región de la Amazonía, antes considerada intacta, en verdad ya fue escenario de extensiva actividad humana en el pasado.

La que conocemos como historia de nuestra evolución está siendo contestada, no por rumores y revisionismos, sino por evidencias que se imponen y dejan a los científicos sin saber cómo explicar. Civilizaciones que desaparecieron y cuyos vestigios son la única pista de que ellas desafiaban nuestro concepto de evolución, tales como las pirámides de Visoko, en Bosnia, las pirámides de Japón (¡que tienen 10.000 años!), el ponte de Sri-Lanka, además de tecnologías que – teóricamente – no deberían haber sido desarrolladas en determinada época, tales como las baterias de Bagdad, el Artefacto de Antikythera, ¡y además huellas que pueden remitir esos homínidos a 2 millones de años atrás o incluso a 15 millones de años! Frente a esto, ¿cómo imaginar que la Atlántida sólo fue una leyenda?

La propia teoría de la evolución del hombre a Homo Sapiens ya está en jaque. Estudios genéticos indican que el Neandertal, que hasta ahora veíamos como estúpido y simio, era en verdad de piel clara y pelirrojo (!), y que podía hablar ¡y hasta cantar! Y que la idea de que el Homo Sapiens era más inteligente hasta el punto de hacer herramientas mejores y sobrevivir por eliminación del menos apto tampoco se sustenta, ¡pues las herramientas de los Neandertales eran en verdad mejores que las del Homo Sapiens!

“Cuando pensamos en el Neandertal, tenemos que dejar de pensar en términos de estúpido y menos avanzado y (empezar a pensar) más en términos de diferente”.

Metin Eren

Sin duda una lección para todos nosotros.

Fonte: STUM World

0 0 votes
Avaliação
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentários
Inline Feedbacks
Veja todos os comentários

Posts Relacionados

Comece a digitar sua pesquisa acima e pressione Enter para pesquisar. Pressione ESC para cancelar.