SWAMI VIVEKANANDA

Traducción de Teresa – teresa_0001@hotmail.com

Swami Vivekananda fue un monje yoghi y filósofo hindú. Principal discípulo de Ramakrishna, Vivekananda está considerado como uno de los más célebres e influyentes líderes espirituales del hinduismo moderno, sobre todo de la filosofía Vedanta (en la cual fue pionero en Occidente), e inspirador del movimiento del espiritualismo universalista.

Vivekananda deitado

Fragmentos del libro Qué es religión – El ideal de una religión universal, de Swami Vivekananda:

El alma es potencialmente divina. La finalidad de la vida es manifestar esa divinidad interior mediante el control de la naturaleza, interna y externa. Esto lo haces por medio de la acción, del culto, del dominio de la mente o de la filosofía – por uno, más de uno o por todos esos medios – y eres libre. En eso consiste la religión. Doctrinas, dogmas, rituales, libros, templos o imágenes son tan solo particularidades secundarias.

En cada religión, aparentes contradicciones y perplejidades señalan distintos niveles de evolución. El objetivo de todas las religiones es realizar a Dios inherente en el alma. Esta es la única religión universal.

He de añadir que es bueno nacer en el seno de una iglesia, pero es malo morir en ella. Es bueno nacer niño, pero es malo permanecer siendo niño. Iglesias, ceremonias y símbolos son buenos para infantes. Pero cuando el niño crece, debe ir más allá de la iglesia y de sí mismo. No podemos ser niños para siempre. Sería como intentar vestir con el mismo abrigo a personas de cualquier tamaño y edad. No repruebo la existencia de sectas en el mundo. Quisiera Dios que hubiese otros veinte millones más de ellas, pues cuantas más sectas existan, mayor será el campo de elección. Mi objeción es en cuanto a la tentativa de hacer con que una única religión se ajuste a todos los casos. Aunque las religiones sean iguales en su esencia, presentan necesariamente una multiplicidad de formas causada por las condiciones disimilares que existen en los distintos países. Debemos tener nuestra propia religión personal – individual, en lo que se refiere a exterioridades.

Una religión es para que se realice ahora. Para convertirte en religioso, empieza sin ninguna religión, lleva a cabo tu propia escalada, percibe y contempla los acontecimientos por ti mismo. Cuando procedas así, entonces, y solo entonces, tendrás una religión. Antes de eso, tú no eres mejor que los ateos, tal vez seas incluso peor, puesto que el ateo es sincero. Él se levanta y declara: “Nada sé sobre eso” mientras que los otros tampoco saben, pero van adelante dándose golpes en el pecho: “Somos personas muy religiosas”. Qué religión profesan, nadie lo sabe; han tragado algún cuento de caperucita y los sacerdotes les han pedido que en ella creyesen.

Vivekananda

La realización de Dios es el único camino, y cada uno de nosotros habrá de descubrir esto por sí mismo.

¿Para qué sirven, entonces, esos libros, esas Biblias del mundo? Son de gran utilidad, como mapas de un país.

Mi idea, por tanto, es que todas esas religiones son diferentes fuerzas en el orden divino, trabajando por el bien de la humanidad. No las considero contradictorias, sino suplementarias. La religión universal, soñada por los filósofos, ya está aquí.

Si fuese voluntad de un Creador sapientísimo y misericordioso que solo existiese una religión y las demás se acabasen, esto ya habría sucedido hace mucho, mucho tiempo. Si, efectivamente, solo una de esas religiones fuese verdadera y las otras falsas, ella hoy estaría difundida en el mundo entero. En cambio, no es esto lo que sucede. Ninguna religión se ha propagado sola por todas partes. Todas las religiones a veces avanzan, a veces retroceden.

No es posible hacer que todos estén de acuerdo con la misma idea; esto es un hecho, y gracias a Dios que es así. No me opongo a ninguna secta. Estoy feliz de que existan y deseo que se multipliquen cada vez más. ¿Por qué? Simplemente porque, si tú y yo tuviésemos que pensar exactamente los mismos pensamientos, ya no habría pensamientos que pensar. Sabemos que dos o más fuerzas deben entrar en colisión a fin de producir movimiento. Es el choque de las ideas, la diferenciación entre ellas, lo que despierta la reflexión… mientras la humanidad piense, habrá sectas. ¡La diversidad es signo de vida!

Solo conocemos de la verdad aquel tanto que se relaciona con nosotros y que somos capaces de asimilar. Esto diferencia a un hombre de otro y provoca, también, algunas veces, ideas contradictorias. Sin embargo, todos nosotros formamos parte de la misma gran verdad universal.

¿Está el libro de Dios terminado o es una constante y continua revelación? Es un libro maravilloso – las revelaciones espirituales del mundo. La Biblia, los Vedas, el Corán y todas las escrituras sagradas son tan solo algunas páginas de un número sin fin que aún queda hojear. Yo lo dejaría abierto para todos. Vivimos en el presente, pero estamos abiertos al futuro infinito. Acogemos el pasado, disfrutamos de la luz del presente y abrimos todas las ventanas del corazón para el tiempo que ha de venir. Saludos a los profetas antiguos, a los grandes seres de nuestra época y a los que vendrán en el futuro.

Agradecimientos a Maisa Intelisano

Fuente: STUM World

0 0 votes
Avaliação
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentários
Inline Feedbacks
Veja todos os comentários

Posts Relacionados

Comece a digitar sua pesquisa acima e pressione Enter para pesquisar. Pressione ESC para cancelar.