NUESTRO HOGAR (La Película)

Traducción de Teresa – teresa_0001@hotmail.com

El día 3 de septiembre se estrena el primer gran éxito de taquilla espírita brasileño: Nosso Lar (Nuestro Hogar). Basado en el libro más famoso psicografiado por Chico Xavier, trae la historia de André Luiz, médico que desencarnó por suicidio involuntario (mucha bebida) y fue a parar al umbral. Primeramente, a lo que podríamos llamar “valle de los suicidas”, un pequeño infierno sin derecho a música o a diversión. Después, a la ciudad espiritual Nosso Lar (aún localizada en el umbral), donde todo es nuevo y, al mismo tiempo, no muy diferente de nuestra vida aquí en la Tierra. El libro trae una historia fascinante, y acabó convirtiéndose en lectura obligada e introductoria para quien desea saber más sobre la doctrina espírita.

Inspirados por el éxito de las películas Bezerra de Menezes (producción artesanal, que impresionó en las taquillas) y Chico Xavier(producción global, que constituyó un récord de público), se decidió hacer una producción ambiciosa para los patrones del cine brasileño, tanto que la película fue terminada (efectos visuales y pos-producción) en Canadá, además de contar con la dirección de fotografía de Ueli Steiger (O dia depois de amanhã, 10.000 A.C.) y la banda sonora de Philip Glass (O Show de Truman, Kundun). Esto porque, si triunfa en Brasil, la Fox va a distribuir esa película a todo el mundo, en busca de un filón romántico/espiritualista (explotado primeramente con Amor Além da Vida, la cual probablemente no ha dado el dinero que ellos esperaban). Nosso Lar es la gran apuesta de la Fox, y el público espírita o simpatizante debe corresponder a esa expectativa SI es que quiere ver los otros libros de Chico Xavier llevados a la pantalla grande (y me encantaría ver “Libertação” convertido en película). Para la Fox, que distribuye la película, lo importante es la TAQUILLA DE LA PRIMERA SEMANA. Así es como ellos negocian con los cines cuánto tiempo habrá de permanecer una película en cartelera, en cuántas salas, etc. Entonces, si eres espírita y entusiasta de la causa, llena los cines este fin de semana, lleva a tu abuela, a tu perro… No dejes para verlo pirateado, porque de ese modo ya no habrá más películas espíritas en los próximos 10 años. Ahora bien, si la película es mala, no hay qué hacerle, ¿verdad? Pero por el trailer parece estupenda.

Mucha gente encontrará similitudes visuales y narrativas con la novela A viagem y Escrito nas estrelas, pero fue del libro de donde vino la inspiración para esas novelas. Nosso Lar fue pionero en presentarnos una ciudad espiritual, algo que no teníamos ni idea de que existía (Y Chico Xavier por ello fue muy criticado por los propios espíritas, que en aquella época lo consideraron un obsedido o un embustero), con un sistema de organización prácticamente igual al de la Tierra, con gobernantes, ministerios, “barrios” y calles.

Es interesante notar que el formato de la ciudad, tanto en el libro como en la película, es el de una estrella de seis puntas (Escudo de David), que es un símbolo de protección contra el mal. Interesante porque la ciudad está situada en el umbral, en “terreno enemigo”, y por eso mismo sufre ataques de los espíritus de las tinieblas (de ahí las murallas y otras protecciones magnéticas).

El libro también arroja luz sobre cómo se alimentan los espíritus, los varios planos de existencia, y un concepto radicalmente nuevo: la proyección astral de un espíritu a un plano superior, después de quedarse dormido en su plano de origen. Con el tiempo el propio personaje principal, André Luiz, fue aportándonos en los libros subsiguientes, psicografiados por Chico Xavier, más informaciones sobre la “fisiología espiritual” – por decirlo así – y su relación con el cuerpo terrestre.

En la película retratan el hospital de Nosso Lar como una sala en la cual las personas traídas del lado malo del umbral son tratadas con LUZ verde. Es interesante constatar que en la cromoterapia el color verde es empleado como desinfectante y cicatrizante, justamente lo que ellos necesitan. Ese escenario fue teatro de una interesante historia de bastidores, que se cuenta en las notas de producción del Facebook oficial de la película:

¿ESCENARIO O REALIDAD?

Un caso interesante ocurrido durante la producción de la película atañe al escenario del Hospital del Ministerio de la Regeneración. Se eligió para producirlo el vestíbulo de un edificio que, entre otras cosas, permitía el libre movimiento de personas, la penetración de la necesaria luz natural, además de presentar aspecto fluídico en su arquitectura (en sintonía con la parte exterior), el escenario fue uno de los primeros en ser montado y utilizado. Terminadas las escenas, desmontadas las hamacas, los paneles y todos los aderezos, descubrimos que, por problemas técnicos, sería preciso volver a filmar todas las escenas. “Sin problemas”, dijo prontamente la directora de arte Lia Renha. Rápidamente ella y el escenógrafo Marcus Ranzani produjeron el mismo escenario en los estudios donde la película estaba rodándose – zona oeste de Río de Janeiro.

Pronto pilastras, paredes y hamacas estaban listas. Sin embargo, como las filmaciones iban a buen ritmo, la producción no lograba volver a aquel rodaje en exteriores. Los días fueron pasando, las semanas. Para la dirección, aquel ya se estaba convirtiendo en “asunto de orden inmediato”, porque la escena iba quedando postergada a cada semana de filmaciones cumplidas.

Hasta que finalmente le tocó el turno. Dos días enteros y las escenas protagonizadas por Renato Prieto, Clemente Viscaíno, Fernando Alves Pinto y la participación de Aramis Trindade estuvieron listas. Así que el director Wagner de Assis lo celebró. “¡Por fin hemos terminado en esos exteriores!”

Pero fue el único. Al ver la reacción fría del equipo, se descubrió el misterio que extrañamente mantenía aquel escenario preparado a lo largo de tantos días.

Según los integrantes de la producción, aquel era un “sitio en el que todo el mundo se revitalizaba”. Explicaron que durante todas las semanas en que el escenario estuvo preparado y no era utilizado, los profesionales que iban en busca de algún tipo de “descanso”, de “renovación de energías”, empezaron a tumbarse en las hamacas escenográficas buscando algún tipo de alivio. Y, he aquí el misterio, ¡empezaron a notar signos positivos y a mejorar!

Luego, uno que se encontraba mal se acostó allí y mejoró. Otro que tenía dolores de espalda, también escapó para el “hospital” y… mejoró… Hubo alguno que tenía problemas “en casa” y fue a tumbarse allí para “despejarse”. Los dolores de cabeza se esfumaron. La pereza. Un cisco en el ojo. Siesta. Se descubrió entonces que el escenario estaba sirviendo a la producción mucho más allá de sus funciones artísticas, como un verdadero “repositorio de fuerzas” para todos cuantos habían estado allí. Para muchos, algo normal en función del tema de la película. Pero hay quien dice que todo aquello no eran más que “imaginaciones de aquellas personas”.

Fuente: STUM World

Referência:
Página oficial de la película;
Nosso Lar en la Wikipedia

0 0 votes
Avaliação
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentários
Inline Feedbacks
Veja todos os comentários

Posts Relacionados

Comece a digitar sua pesquisa acima e pressione Enter para pesquisar. Pressione ESC para cancelar.