ESPIRITISMO (en español)

Traducción de Teresa – teresa_0001@hotmail.com

Quien lee mis artículos sabe que siempre coloca algo de la Biblia para “cerrar” un asunto.

Pero no soy un ciego, un teledirigido por lo que está escrito allí. Tengo discernimiento y sé que, pese a contener mensajes inspiradísimos, otros han servido tan solo para manipular personas, en una determinada época, ¡además de las adulteraciones que se producen hasta hoy! La enseñanza es progresiva, según el nivel mental de las personas. Es así en la escuela, es así en la vida. El viejo testamento ha cumplido su papel de adoctrinar a un pueblo rudo, que solo obedecería en el cabestro, a través del miedo. Así tenemos la idea de Jehová, el terrible Dios “exclusivo” de los judíos, que mandaba matar, se arrepentía de lo que hacía, se enfurecía muchísimo con algunos de sus comandados, etc.

Mucho tiempo después, Jesús, viendo que el terreno era fértil para un cambio de paradigmas, vino a traer un Dios justo y bondadoso, accesible a todos, que está dentro de ti, y también fuera de ti. Lo llamaba “Abba”, que en arameo significa Papá. Nada más inocente ¿no? Qué diferencia con aquel Dios cuyo nombre era impronunciable. Aún así no buscó romper con el Viejo Testamento, sino que lo complementó.

Casi 1900 años pasaron y un nuevo cambio de paradigmas surgió con la revelación de la doctrina Espírita. Fue una nueva complementación del Evangelio, y muchas de las parábolas de Jesús se aclararon con el nuevo enfoque.

Más de 100 años han pasado desde que el Espiritismo surgió y, como todo lo que es “nuevo”, se enfrenta a reacciones duras por parte de las religiones establecidas. Esto también es un problema para la madurez de muchos espíritas, que insisten en que el Espiritismo es una religión (cuando de hecho es una filosofía), crean dogmas (cuando la única base del Espiritismo es la existencia de vida tras la muerte), rituales (de forma sutil, sin saber de la ciencia que se esconde por detrás de ciertas conductas) y además les parece que todo en el mundo es culpa de espíritus ruines (la vieja dicotomía “bien X mal”, que entrevera todas las religiones) y, como si no bastase, les parece que quien está en otra religión debe convertirse en espírita para alcanzar la ‘verdad’ o la ‘salvación’…

El Espiritismo es, a su vez, una ciencia de observación y una doctrina filosófica. Como ciencia experimental, consta de las relaciones posibles de establecer con los Espíritus; como filosofía, incluye todas las consecuencias morales resultantes de estas relaciones.

Allan Kardec; codificador del espiritismo

Fonte: STUM World

0 0 votes
Avaliação
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentários
Inline Feedbacks
Veja todos os comentários

Posts Relacionados

Comece a digitar sua pesquisa acima e pressione Enter para pesquisar. Pressione ESC para cancelar.